cerrar You TubeFacebook Twitter
Regístrate
Recibe novedades y
recetas en tu correo


Buscador de recetas: Búsqueda avanzada
Mis favoritos

Callos caseros a la Asturiana

Carnes y guisos

Dificultad:
Dificil
Tiempo:
Vegetariana:
No
Calorías:
Alto

Ingredientes para 8 personas

- 2 vasos de aceite de oliva
- 4 dientes de ajo
- 2 kilos de callos de vacuno
- cebollas
- guindillas
- 300 gramos de jamon serrano
- 1 hoja de laurel
- mano de cerdo
- morro de ternera
- pastilla de caldo de carne
- pata de vacuno
- 2 ramitos de perejil
- 1 cucharada de pimenton dulce
- rebanada de pan
- 350 gramos de sal gruesa
- 1 vaso de vino blanco
mostrar sinónimos
mostrar en medidas
anglosajonas

Calcular ingredientes para   personas

 

Instrucciones de elaboración:

Limpieza y cocción de los Callos: Los callos se ponen a remojo 7 u 8 horas con varios cambios de agua.

Después se ponen en otro recipiente con agua y un buen chorro de vinagre durante 2 horas más.

Pasado ese tiempo se eliminan con un cuchillo las membranas del callo y se lavan de nuevo ayudándose si es preciso con un cepillo.

Una vez limpios se cortan en trozos y se ponen al fuego con agua fría hasta que rompa a hervir.

Se cuecen durante 7 minutos a fuego vivo.

A continuación se retiran y se ponen en otro recipiente con agua fría.

Se les añade perejil, ajo, cebolla cortada en trozos grandes y sal, y se dejan al fuego durante 4 ó 5 horas hasta que estén tiernos y se dejan enfriar fuera del agua.

Se limpian y hierven aparte la pata de vaca, el morro y la mano de cerdo reservando el caldo, y se añaden (sin los huesos) a los callos.

En una sartén se hace un sofrito con los ajos y la rebanada de pan, se sacan y se reservan.

En el mismo aceite se hace otro sofrito, esta vez con el jamón cortado en daditios, cebolla picada fina, guindilla al gusto y la hoja de laurel.

A continuación, se rehoga todo junto, se le añade una cucharada de pimentón y se remueve cuidando de que no se queme.

En el mortero se machacan la rebanada de pan, los ajos, la rama de perejil y la pastilla de caldo, se deslíe todo con el vino blanco y se añade a lo que hay en la sartén, y después se vierte todo su contenido al recipiente donde están los callos, la pata, el morro y la mano.

Se deja cocer todo junto durante 45 minutos al mismo tiempo que se le va añadiendo el caldo sobrante de cocer la pata, el morro y la mano para que los callos nos queden bien jugosos y gelatinosos.

Para terminar, se rectifican de sal, se les da un útimo hervor y se sirven muy calientes.

También se pueden dejar reposar en un sitio fresco, pero no en el frigorífico, y comerlos al dia siguiente, no sin darles antes un hervor.




Receta enviada por:
(yayonovic@hotmail.com)
 
subir
Política de privacidad | Aviso Legal
© Advanced Medialabs www.medialabs.es