cerrar You TubeFacebook Twitter
Regístrate
Recibe novedades y
recetas en tu correo


Buscador de recetas: Búsqueda avanzada
Mis favoritos

MONOGRÁFICOS

Monográfico seleccionado
El queso
 
El queso
El queso es el producto fresco o madurado obtenido por coagulación y separación de cualquiera de los siguientes productos: leche, nata, leche desnatada (total o parcialmente), suero de mantequilla o de una mezcla de cualquiera de ellos.

Es difícil establecer la fecha de aparición del queso Se han encontrado varios indicios de la época del Neolítico (10 000 años a.C.), cuando el ser humano empezó a dominar su entorno, cosechando y criando ganado, domesticado a unos bóvidos llamados uros.

Su descubrimiento fue accidental y desde entonces forma parte de forma parte de la comida cotidiana. Es precisamente en Mesopotámia donde tuvo lugar el primer "cuajamiento accidental" aunque todavía no se hablaba de queso. Se utilizaban vasijas de barro para poner la leche, que con el calor se cortaba separándose en una parte líquida y otra sólida.

Al igual que en la Roma Imperial y antes que en ella, el queso era popular en Grecia; dicen que Penélope, símbolo de la fidelidad conyugal en la Odisea, además de tejer y destejer su interminable tela esperando a Ulises, se entretenía fabricando sabrosos quesos para amigos y parientes.

El queso era un alimento habitual en los tiempos bíblicos y hace unos 1900 años el escritor Plinio el Viejo, autor de "Naturalis Historia", que ejerció gran influencia en la evolución científica y médica europea, alababa su delicioso sabor explicando que en Roma las preferencias se volcaban hacia los quesos azules, antecesores del actual roquefort.

Lo cierto es que poco a poco la fama del queso se fue extendiendo por todas partes, muchas veces con la ayuda de los monasterios europeos, cuyos monjes tenían debilidad por la gastronomía. Casi todas las culturas tienen sus quesos muy particulares. Francia destaca por su calidad y cantidad de quesos diferentes, más de 730. Italia y España disponen de quesos muy afamados y de muchas variedades.

Para poder hacer el queso hay que cuajar la leche, normalmente se hace con el cuajo que los animales jóvenes tienen en el estomago, pero tradicionalmente se ha empleado el látex o liquido blanco de las higueras o las flores de los cardos, aunque en cada lugar tienen su tradicional forma hacerlo.

Los quesos se emplean tanto para comerlos solos, como en recetas de todo tipo, incluidos los postres. Es un alimento esencial tanto en la infancia como en la madurez por su alto contenido de calcio, que ayuda a formar o mantener los huesos. Su composición nutricional es de las más completas y aporta casi todo lo que necesita un ser humano en su alimentación.

Queremos ofreceros una serie de recetas donde el queso es parte importante, como la tarta de queso, el pastel con dos quesos o la fondue de queso.
Recetas recomendadas:
    Receta de Tarta de queso (Fácil / Postres / Española)
    Receta de Fondue de queso (Fácil / Entradas y huevos / Internacional)
    Receta de Pastel con dos quesos (Dificil / Entradas y huevos / Internacional)
Enlaces relacionados:
    El mundo del queso
Monográficos anteriores
Puedes consultar los monográficos anteriores por categorías o bien utilizando el buscador de palabras clave.
Categorías:
Palabra a buscar:
 
subir
Política de privacidad | Aviso Legal
© Advanced Medialabs www.medialabs.es