cerrar You TubeFacebook Twitter
Regístrate
Recibe novedades y
recetas en tu correo


Buscador de recetas: Búsqueda avanzada
Mis favoritos

MONOGRÁFICOS

Monográfico seleccionado
Tomillo
 
Tomillo
El tomillo, es un arbusto perenne, perteneciente a la familia de las Labiadas, originario del área mediterránea, cuyo nombre científico es “Thymus vulgaris”
La palabra Thymus se deriva del egipcio "tham", tomillo utilizado para la conservación de los cuerpos de los difuntos. Los griegos, la emplearon con el significado de planta perfumada y fue traducida al latín por Virgilio, que usó este nombre por primera vez.

Los griegos apreciaban mucho una miel obtenida de las flores de "herpellon", tomillo que crece en los cerros cerca de Atenas. Al tomillo le reconocían propiedades milagrosas en los "enfermos del pecho", así lo afirmaba Galeno, médico y filósofo griego que, además lo consideraba el más potente antiséptico conocido. Según los griegos, el tomillo nacía de las lágrimas derramadas por Helena y tenía poderes curativos. Las virtudes del tomillo se conocen desde tiempos muy antiguos y se utilizaba como remedio para casi todo.

Los romanos comenzaron a introducirlo en la cocina y a perfumar con él los vinos y quesos, transmitiéndose así a lo descendientes. El romano Plinio nos informó que debía recolectarse cuando está en flor para después secarlo a la sombra. Del tomillo se emplean las puntas florecidas o las ramas jóvenes cuando están en floración, entre mayo y julio.

En la edad media, las damas lo regalaban al caballero amado, con el fin de protegerlo en la batalla. Antes de la invención del refrigerador, el tomillo se usaba para conservar los alimentos por su notable concentración de aceite esencial que evitaba la putrefacción.

Su uso alimentario se debe a sus propiedades aromáticas y antisépticas, que facilitan la conservación de los alimentos, su olor es característico y muy adecuado en la cocina. Además de ser parte del “bouquet garni”, el tomillo se utiliza para aromatizar caldos, rellenos y sopas. Debido a sus propiedades digestivas, es una de las hierbas más utilizadas como condimento. Combina bien con estofados, escabeches y todo tipo de salsas. Si se utiliza en platos muy grasos, facilita su digestión y realza el sabor. Es muy adecuado con las aves y todo tipo de caza. El tomillo y el romero van en muchos platos unidos y coinciden normalmente en montes bajos, junto a otros arbustos aromáticos.

Contiene ácidos fenólicos, aceite esencial (timol), flavonoides, saponinas, taninos. Sus componentes alcanzan la mayor concentración durante la época de floración. Por esa razón, es una planta con gran tradición en la herboristería. Se utiliza par aliviar la tos, los trastornos digestivos (flatulencia, digestiones pesadas) y para combatir la inapetencia. Indicada en afecciones respiratorias. Es un remedio eficaz contra la diarrea leve y se ha utilizado tradicionalmente para combatir los parásitos intestinales. Por vía externa es un buen desinfectante.

El tomillo se quema para purificar el ambiente y librarlo de influencias negativas. También se quema para atraer la buena salud. Para dormir sin pesadillas, se coloca bajo la almohada.

Como siempre acompañamos cada artículo con una serie de recetas que contienen, el protagonista del contenido, como los rollitos de pollo a la mantequilla de ajo, las gambas al tomillo o la empanadilla de carne y tomate.

Recetas recomendadas:
    Receta de Gambas al tomillo (Muy fácil / Pescados y mariscos / Española)
    Receta de Rollitos de pollo a la mantequilla de ajo (Fácil / Aves y caza / Española)
    Receta de Empanadilla de carne y tomate (Fácil / Entradas y huevos / Española)
Enlaces relacionados:
    El tomillo
Monográficos anteriores
Puedes consultar los monográficos anteriores por categorías o bien utilizando el buscador de palabras clave.
Categorías:
Palabra a buscar:
 
subir
Política de privacidad | Aviso Legal
© Advanced Medialabs www.medialabs.es